Los acólitos son pequeños sirvientes esqueléticos que llevan un largo candelabro con el que cargan en línea recta hacia el Penitente.


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.