Advertisement

Cuenta de bronce forjado, recubierto de una espesa pátina aguamarina. El pelícano alimentaba a sus hijos con su sangre y protege al que lo porta de todo mal mientras beben del frasco biliar.

Que sangre nuestro pecho lleno de cortes. Pues cuando se derrame roja alimentará a los hambrientos. Que sangre. Pues cuando se derrame sobre esta tierra de difuntos, ésta será bendita a los ojos del Milagro, y aquellos que descansan aquí vivirán al otro lado del sueño, en la vía de las procesiones eternas. Que sangre.

Acquired in Plantilla:MissingInfo.

Location

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.